galleria de fotos
galleria de fotos Ir a la Galería Fotográfica

EL BUFEO BOLIVIANO
Información sobre la especie.

El género Inia fue descrito en 1832 por el naturalista francés Alcide D´orbigny, quien fue uno de los primeros extranjeros que observó a estos delfines en la Amazonia boliviana y los nombró Inia en relación al nombre que los indígenas le daban a esta especie.

En Bolivia, se conoce al delfín de río como ¨bufeo¨. El nombre Inia proviene del grupo étnico de los Guarayos, en Baures lo llaman IBGE, los Itonamas lo conocen como Puchca y en Moxos es llamado Aico.

El bufeo boliviano (Inia boliviensis) científicamente es clasificado de la siguiente manera:

- Orden: Cetácea
- Sub-orden: Odontoceti
- Superfamilia: Platanistoidea
- Familia: Iniidae
- Género: Inia
- Especie: Inia boliviensis

Hasta hace algunos años, el bufeo fue considerado como una subespecie de Inia geoffrensis. Estudios moleculares y morfológicos elevaron al bufeo a la categoría de especie, nombrándola Inia boliviensis, constituyéndose entonces en el único mamífero estrictamente acuático registrado para Bolivia.

Morfología

El bufeo es una especie estrictamente dulceacuícola, es decir, que solamente habitan los sistemas de aguas dulces de la Amazonía boliviana, por lo que presentan ciertas adaptaciones para el medio en el que viven; poseen un cuerpo robusto pero extremadamente flexible ya que son capaces de doblarse, torcerse y enrollarse, esto debido a que sus vértebras cervicales se encuentran sueltas permitiéndoles internarse en los bosques inundados de la Amazonía para poder buscar, perseguir y cazar a los peces de los que se alimenta.

Los bufeos pueden alcanzar una longitud de hasta 2.150 metros y un peso de 76 kg en los machos y las hembras pueden llegar a medir hasta 2.170 metros y pesar 50 kg. Presentan la frente pronunciada debido a la presencia de un órgano sensorial denominado ¨melón¨ que permite la localización de objetos por medio del sonido  a través de un sistema de “ecolocalización” o ¨sonar¨, el cual es muy desarrollado para detectar a sus presas, nadar entre vegetación inundada o troncos sumergidos y aguas turbias. Este sistema funciona mediante la emisión de  frecuencias ultrasónicas y de baja frecuencia que son recogidas por los oídos y el melón dándoles la orientación necesaria para pescar y desplazarse. Esta especie  tiene ojos muy pequeños y un hocico bastante largo típico de los delfines de agua dulce y en la parte superior del hocico presentan unos pelos cortos sensitivos (vibrisas). Poseen un oído interno que se encuentra localizado detrás de la mandíbula inferior. Cuentan con una dentición heterodonta (es decir: tiene dos tipos de dientes, los cónicos y molares). Las aletas pectorales y caudales son anchas y  la aleta dorsal se asemeja a una cresta baja o quilla.

Una característica interesante de los bufeos es la coloración de la piel: cuando son adultos presentan una piel de colores variables en tonalidades que van desde el gris pálido hasta el rosado intenso. Esta variación en los patrones de coloración  probablemente dependa de la temperatura, claridad del agua, la actividad física y la posible ubicación geográfica, de los individuos. En las crías usualmente el color predominante es el gris.

Distribución

La distribución actual para I. boliviensis se encuentra restringida principalmente a las siguientes subcuencas de la Amazonía central boliviana: la sub cuenca del río Iténez, en los ríos San Martin, Blanco, Iténez, Paraguá, Machupo;  la sub cuenca del río Mamoré, en los ríos  Ichilo, Chapare, Chimoré, Sécure, Isiboro, Ibare, Mamoré, Niquisi, Tijamuchi, Maquiriri, Maniqui,  Apere, Yacuma, Rapulo, Yata; la subcuenca del río Madera, en los ríos Madera, Negro y Abuná; y finalmente en la subcuenca del río Beni, en el río Beni.  

I. boliviensis también ha sido registrada para Brasil en algunos tributarios de ríos fronterizos como el Iténez-Guaporé hacia el este, y el Abuná, Madera y Mamoré en el norte.

Estado de conservación

Inia boliviensis se encuentra considerada como especie  “Vulnerable” a la extinción según el Libro Rojo de Bolivia.(descargar ficha de categorización)

Amenazas

El bufeo al igual que las otras especies de delfines de río es estrictamente dependiente del hábitat acuático en que vive, por ello, cualquier alteración antrópica de su hábitat representa una amenaza directa para la especie.
A pesar de que existen una serie de amenazas que afectan al bufeo en nuestro país, se citan a continuación solo las más relevantes y potenciales:

Iniciativas de protección y conservación

La reciente categorización de Inia boliviensis como especie sumada al hecho de su endemismo regional a la cuenca alta del rio madera y la amazonia boliviana ha despertado el interés  de la comunidad científica y el público en general por la situación y la conservación de esta especie en Bolivia dando paso a una serie de actividades de investigación y conservación en todo el país, culminando con el desarrollo del “Plan de acción para la conservación del bufeo boliviano (Inia boliviensis) en Bolivia 2012-2016” (Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en prensa).

En Bolivia la protección del bufeo está contemplada en la Constitución Política del Estado, y en las siguientes leyes: a) Decreto 22641: Veda General Indefinida, modificada en julio de 1999 de acuerdo al decreto supremo 25458; b) el Decreto de Ley 12301 la Ley de Vida Silvestre, Parques Nacionales, Caza y Pesca (1975) y c) el Decreto Supremo 24781 que establece la Regulación General de las Áreas Protegidas.

En marzo del 2008, a través de una Ley Departamental se decreta al bufeo como Patrimonio Natural del Departamento del Beni, para luego proceder en septiembre de este año a la declaración por ley Nº 284 (artículo 1) al Bufeo o delfín de agua dulce (Inia boliviensis) como Patrimonio Natural del Estado Plurinacional de Bolivia.